Beneficios del Chocolate

Beneficios del Chocolate (Que hay de cierto)

Algunos estudios parecen sugerir que el ingerir CHOCOLATE en sus diferentes formas, mejora la memoria y otras funciones del ser humano, como por ejemplo estimular la serotonina y mejorar el humor.

Sobre todo un estudio de la Universidad de COLUMBIA publicado en la revista NATURE en el año 2014, en los Estados Unidos, parece concluir que se puede AUMENTAR LA FUNCION DEL GIRUS DENTADO (una parte del hipocampo en el cerebro que tiene que ver con la memoria) con el consumo de FLAVONOLES dietarios contenidos en el chocolate, en adultos de edad superior a los 55 años.

O sea que existe cierta evidencia de que el consumo de chocolate puede revertir la pérdida de memoria ya que GIRUS DENTADO es un área del cerebro relacionado precisamente con la memoria.

Resultado de imagen para dentate gyrus
Esa área se llama así por el parecido con un caballito de mar.

Sin embargo la evidencia clinica no es suficiente para justificar que nos volvamos CHOCOLOHÓLICOS porque está también demostrado que el consumo de grandes cantidades de derivados del cacao aportan gran cantidad de calorías y azúcares refinados que nos hacen aumentar hasta en 1000  Calorías diarias nuestra dieta.

El estudio  llevado a cabo por los doctores Adam M Brickman, Usman A Khan, Frank A Provenzano  se basa en 37 adultos de 50 a 69 años a los que se suministró por tres meses una dieta alta en chocolate o exenta de ese producto por un periodo de tres meses y luego fueron estudiados por medio de IMAGEN DE RESONANCIA MAGNÉTICA DE ALTA RESOLUCIÓN para ver su comportamiento cuando tenían que recordar eventos pasados.

Los investigadores explican que, con la edad, perdemos la capacidad de recordar eventos sin que esto tenga relación con enfermedades como el Alzheimer o la Demencia fronto-temporal que son las dos formas de enfermedad mental más frecuentes en esas edades.

Dice el doctor Brickman que los cambios en el hipocampo comienzan a edades más tempranas (cerca de los 40 años) pero tienen repercusiones funcionales en la capacidad de recordar alrededor de los 60.

El estudio es interesante pero la cantidad de individuos examinados es muy pequeña para permitir una conclusión definitiva y la creación de EVIDENCIA MÉDICA CONCLUYENTE por lo que no parece razonable recomendar una ingesta de grandes cantidades de chocolate, aunque sí el consumo de una cantidad razonable de BEBIDA DE CACAO sin azúcar y con leche descremada cada día que se asocia además con una mejoría en el estado de ánimo de las personas.

Los beneficios del cacao en la salud están relacionados con los compuestos naturales en el grano, que incluyen la epicatequina, que tiene propiedades antioxidantes y antinflamatorias, y el resveratrol, conocido por sus efectos neuroprotectores.

Resultado de imagen para chocolate negro
Busque el chocolate con un alto contenido de cacao

Al seleccionar chocolate, busque el que tenga más alto contenido de cacao  (al menos el 70%) y más bajo contenido de azúcar. Su mejor opción son trozos de cacao puro, que puede consumirse entero o molido en polvo para utilizarlo en recetas
Muchos estudios confirman que el cacao puede beneficiar al corazón, los vasos sanguíneos, el cerebro, el sistema nervioso y ayudar a combatir la diabetes y otros padecimientos con bases en la inflamación.

 

Plantas Medicinales – A –

Hipocrates

Hipócrates nació en la Isla de Cos en el año 460 antes de Cristo. Sabio, filósofo y médico griego considerado como el Padre de la medicina.

Resultado de imagen para plantas medicinales hipocrates
Hipocrates fue el padre de la medicina

Hipócrates valoró la enfermedad desde el punto de vista humano, naturalista, basándose en la atenta observación clínica y completamente libre de connotaciones religiosas, supersticiosas o mágicas. Sostenía que había una causa natural para las enfermedades y proponía cambios en la dieta y el estilo de vida para recuperar la salud. SU PRINCIPIO FUNDAMENTAL FUE “NO HAY ENFERMEDADES, HAY ENFERMOS”

Hipócrates estableció unos principios fundamentales para lo que él llamaba “el arte de curar” y el modo de entender la salud y la enfermedad, que han sido secundados y ampliados a lo largo de los años por los seguidores de la Medicina Natural o Hipocrática y que nos sirven de base para comprender los fundamentos de la Naturopatía.

Los principios fundamentales de la Naturopatía se pueden resumir atendiendo a los principales Aforismos Hipocráticos:

“Primum non nocere”, “Ante todo no dañar”Curar sin dañar debe ser la primera norma; “Vis naturae medicatrix”, es decir dejar actuar a la naturaleza, la capacidad auto-curativa del organismo. ;“Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento” y otras muchos principios que iremos incluyendo en los diferentes capítulos de esta serie.

 

ABEDUL (Betula Alba)

La palabra abedul proviene del nombre celta betule. Es un árbol de gran altura (hasta 30 m9, con corteza es de color blanca, lisa y con grietas que se forman por el tiempo.

Es de crecimiento rápido aunque se estanca para los 20 años. Tiene hojas romboidales, alternas y dentadas en el borde

Sus flores resaltan en formaciones largas colgantes de color amarillo y verde y brotan antes de salir las hojas. Su fruto es seco e indehiscente, procedente de un ovario con una única semilla y el pericarpo es delgado y no soldado a dicha semilla de olor aromático y sabor amargo.Propiedades y usos del Abedul

Su fruto se ha utilizado en medicina natural y es conocido como cicatrizante del bosque ya que recupera rápidamente lugares incendiados o deforestados, donde hay un claro o un pedazo virgen de tierra.

Algunos componentes nutritivos o químicos del abedul son Vitamina C, ácidos fenoles, nicotínicos y acetilsalicílicos, taninos, carotenos y principios amargos, además de mucílagos, resinas y antisépticos vegetales. Contiene azúcares, saponinas, betulina, flavonoides (como la miricitrina), aceites esenciales, una esencia rica en betulenol y metilbetulenolresinas.

Se le utiliza como Adelgazante porque es una eficaz forma natural para perder peso por sus propiedades hipolipemiantes e hipocolesterolemiantes; estimulante renal o nefrítico porque ayuda a los riñones a su correcto funcionamiento; la savia del abedul, es un suave pero eficaz diurético. Por otro lado, ayuda a tratar infecciones de las vías urinarias o vejiga (cistitis, pielonefritis, falta de micción, etc.): antibacterial: ayuda a combatir infecciones y antiinflamatorio.

La parte más utilizada es la SAVIA  que se recoge haciendo incisiones en el tronco del árbol en primavera. Es también un excelente alimento azucarado de la cual se saca un jarabe parecido al del arce (maple). Se recomienda como complemento alimenticio en casos de fiebre prolongada o recuperación de enfermedades o accidentes graves. También lo consumen fermentado como una cerveza de sabor muy agradable y con muchas vitaminas y minerales.

ABETO

plantas medicinales abeto

Familia Coniferae; originario de Eurasia sobre todo de Europa Central y en los Pirineos entre 1000 y 2000 metros de altura.

El Abeto blanco (Abies alba Miller), es un árbol perenne (se mantiene siempre verde)  perteneciente a la familia de las Pináceas que se encuentra principalmente en zonas montañosas. Este árbol es de gran porte y puede llegar a medir unos 60 metros de alto y tiene una copa en forma de pirámide.

Las yemas contienen resina y una esencia que contiene limoneno y pineno.
Las hojas también contienen una esencia y además glucósidos y piceina.
La corteza contiene minerales, taninos y celulosa. La resina contiene esencia de trementina que se acumula en vejigas corticales durante la primavera y el otoño y se presenta como un líquido viscoso pero casi tan fluido como el aceite. Destilando esta trementina se obtiene la esencia y otros compuestos.

En uso interno, el abeto tiene propiedades expectorantes, balsámicas, y se utiliza como antiséptico de las vías respiratorias, como diurético, contra la inflamación de la vejiga, reumatismo, escrófulas y afecciones cutáneas. La gota, las afecciones cloróticas, la cistitis y el escorbuto, también se ven beneficiadas con su utilización

En uso externo es rubefaciente, es decir, aplicado sobre la piel la enrojece e inflama, lo que facilita la penetración de medicamentos por vía tópica y ayuda en los traumatismos e inflamaciones locales.

ABROJO (Tribulus Terrestris)

propiedades medicinales del abrojo1

El Abrojo es una planta cuyas ramas crecen de forma horizontal en el suelo, teniendo una longitud máxima de 1.5 m, y cuya proliferación se da por lo general en terrenos baldíos así como al costado de las carreteras.

Se la conoce con diferentes nombres, siendo entre ellos el Abrojillo, Abrojo chico, Clonqui entre muchos más; entre sus propiedades medicinales, se usa para afecciones hepáticas y como hepato protector (similar al cardo mariano al cual se parece).

Entre otras propiedades  medicinales del Abrojo se usa como COLAGOGO porque ayuda a expulsar la bilis retenida por la vesícula biliar También es un diurético y ayuda en las inflamaciones de las vías urinarias, para lo cual se debe de tomar una taza de su infusión por tres veces al día.

Para poder aprovechar al máximo las propiedades medicinales del abrojo, se debe colocar dos cucharadas pequeñas de esta hierba en una taza de agua hirviendo, luego se  tapa y deja reposar por unos 10 minutos para poder beberla posteriormente adicionando miel. También se puede consumir la tintura tintura preparada con la planta, unas dos veces al día.

 

 

 

Epidemia de obesidad y diabetes

Una extraña Epidemia

El siglo 21 ha visto la aparición de una extraña epidemia. La historia nos habla de muchas veces en que la humanidad se ha enfrentado a plagas de diferente tipo algunas, como la famosa peste negra y posiblemente la de sarampión y otras enfermedades que trajeron los españoles a América, fueron devastadoras y arrasaron con una muy buena parte de la población existente en esos tiempos.

Sin embargo, lo constante en esas epidemias fue su inicio y también su final. El ser humano mejoró su inmunidad contra esos ataques y logró sobrepasar esas etapas volviendo a un estado óptimo de salud, lo cual parece estar ocurriendo incluso con el SIDA, la epidemia más famosa del siglo 20.

Esta vez la cosa es diferente; no se trata del SIDA, EBOLA o del DENGUE o cualquier otra enfermedad que ataca  a la especie humana desde afuera, sino que se trata de una epidemia causada por la misma especie humana y que no puede ser combatida con medicamentos o con mejoras en la inmunidad. Simplemente es una epidemia imparable y posiblemente progresiva hasta que acabe con una buena parte de la especie humana.

Es la epidemia de OBESIDAD.

En el año 1900 un estudio del gobierno de los Estados Unidos nos informa que un 5% de la población de ese momento tiene falta de peso y algún grado de desnutrición y dice que el 95% restante tiene un peso adecuado, pero no menciona el factor obesidad y no se encuentran artículos académicos que se refieran a ella como un problema de salud.

En los ciento y pico de años que han transcurrido desde esa época, el consumo de azúcar se ha duplicado en la población occidental y el de grasa se ha incrementado en un 50% pasando de un promedio de 1800 Calorías diarias a más de 3500 y esto posiblemente se deba a tres factores:

  • La comida se volvió barata (factor económico)
  • Las máquinas sobre todo las pequeñas, sustituyeron al menos el 40% del esfuerzo humano
  • El negocio de la alimentación se convirtió en uno de los más importantes de la economía mundial con una publicidad enorme, anti ética y descontrolada.

Con cifras conservadoras, la O.M.S. ha situado la condición actual del mundo en un 37% de obesidad y en los países occidentales, entre un 40 y un 52% incluyendo personas que presentan sobrepeso con Índices de Masa Corporal superior a 27 y personas con obesidad franca con IMC superior a 33.

El sobrepeso en el mundo llega actualmente a 1800 millones de personas de los cuales, más de 650 millones son obesos Desde 1975, la frecuencia se ha casi triplicado. En 2016, el 39% de las personas adultas de 18 o más años tenían sobrepeso, y el 13% eran obesas.

La mayoría de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad se cobran más vidas de personas que el sida y el cáncer juntos.

En 2016, 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso o eran obesos y  había más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años) con sobrepeso u obesidad.

El apetito del ser humano al igual que los otros animales, está regido por factores intrínsecos y extrínsecos pero, en el caso de los humanos se agregan los aspectos culturales que pesan hoy en día más que los puramente fisiológicos.

Los seres humanos del mundo civilizado actualmente rara vez tienen hambre y comen por factores puramente externos como publicidad, costumbre, (ver http://drpiza.com/?p=4151) Las comidas más frecuentemente consumidas son los carbohidratos de pequeña molécula como los dulces y el sirope de maíz alto en fructosa que se incluye como espesante en gran cantidad de productos de consumo diario sin que los  consumidores realmente se enteren de lo que están comiendo.

Cuando nos vamos a los alimentos cárnicos que tienen un 30% de proteína pero un alto contenido de grasa y otros productos, se prefiere las procesadas como las hamburguesas, los embutidos y otros productos.

Morgan Spurlock un cineasta norteamericano hizo un experimento en sí mismo consumiendo durante un mes alimentos de un restaurante de comida rápida en la forma en que los norteamericanos promedio los consumían y, con eso, logro ganar un 13% de peso y aumentar alarmantemente los niveles de colesterol desde 168 hasta más de 230, demostrando que con este tipo de dieta se produce un desequilibrio alimentario aun cuando la cantidad total de calorías consumidas no sea excesiva. (ver https://www.youtube.com/watch?v=TRw4iskbx44&t=1899s) y el hijo del fundador de una cadena de heladerías, John Robbins se convirtió en un promotor de dieta saludable logrando bajar su peso y mejorar su salud con solamente disminuir su peso corporal y Joe Cross, un australiano de 44 años promulgó una dieta de 6 semanas basada solamente en jugos de frutas y vegetales con lo que logró bajar más de 40 kilos y eliminar la mayor parte de los problemas de salud que padecía, incluyendo alergias cutáneas (ver https://www.youtube.com/watch?v=8o0pSnp0Xs8)

Esos casos son solamente ejemplos de cómo se puede superar el problema de la obesidad y salirse de la estadística que lleva normalmente a enfermedad cardiovascular y a muerte prematura, incluyendo el aumento en la posibilidad de padecer la diabetes como una complicación final del exceso de alimentos y sobre carga al trabajo del páncreas en su secreción de insulina.

 

El Sindrome Metabolico primera parte

Obesidad, adipogénesis y resistencia a la insulina

Frecuentemente la resistencia a la insulina precede al desarrollo de diabetes tipo 2, y además es una constante en el síndrome metabólico que hoy en día, según la OMS, afecta a más del 15% de la población, sobre todo femenina. Aunque la causa de este proceso no está clara, parece que los cambios en el estilo de vida con un escaso ejercicio físico y accesibilidad constante a alimentos, especialmente en los países occidentales. Esto se junta a factores genéticos, son los que han disparado la escalada de las enfermedades relacionadas con el metabolismo que han sido estudiadas en el estudio CARMEN (Conjunto de Acciones para la Reducción Multifactorial de las Enfermedades no Transmisibles) de la Organización Panamericana de la Salud.

El síndrome metabólico (SM) es un conjunto de anormalidades metabólicas consideradas como un factor de riesgo para desarrollar enfermedad cardiovascular, obesidad y diabetes. Los componentes del SM se han definido según diferentes guías y consensos. Las definiciones propuestas por el National Cholesterol Education Program Adult  Treatment Panel III (ATP III) y la International Diabetes Federation (IDF) son las más utilizadas en las diferentes publicaciones; sin embargo, se han realizado actualizaciones para diferentes poblaciones según la etnia y ubicación geográfica, como es el caso de la Asociación
Latinoamericana de Diabetes (ALAD), que define un perímetro abdominal determinado para la región. En el año 2009, la publicación Harmonizing the Metabolic Syndrome sugirió un consenso para el diagnóstico de SM tratando de unificar los criterios de las diferentes organizaciones.
Respecto a la forma de aparición del SM, la resistencia a insulina ha sido considerada como base del desarrollo del conjunto y la obesidad abdominal o central como responsable del desarrollo de esa resistencia.
Las adipoquinas producidas por el tejido adiposo abdominal actúan directa o indirectamente en el desarrollo de los componentes del síndrome.
Es importante mencionar que el síndrome  ha sido considerado un
equivalente diagnóstico de pre-diabetes, por ser predictor de diabetes y que el incremento en la prevalencia del SM a nivel mundial le ha otorgado una gran importancia en la prevención y control de riesgo de la  enfermedad cardiovascular y la diabetes.

La obesidad, sobre todo la de acumulación alrededor de la cintura en adolescentes y adultos jóvenes, es un factor de riesgo para desarrollar resistencia a insulina, pero no es el único ya que el síndrome se puede producir en jóvenes relativamente delgados, pero muy poco frecuentemente.

El aumento del tejido adiposo se relaciona con el aumento de la producción de citoquinas pro-inflamatorias, que junto a ácidos grasos saturados, resultan ser los responsables del desarrollo de la resistencia a insulina. También la mayor o menor capacidad del tejido adiposo para almacenar grasa juega un papel importante en el desarrollo del síndrome de Reaven ya que cuando se supera esta capacidad, variable en cada persona, se produce el escape de lípidos que se acumulan en  otros tejidos donde podrían interferir con las señales para la liberación y acción periférica de la  sobre el GLUT-4 que es el factor de acción relacionado con la insulina sobre todo en el tejido adiposo y muscular, aunque en menor proporción también presente en células hepáticas, en los glóbulos blancos, en las gónadas y en la piel.

En relación con las gónadas tenemos el síndrome de ovario poliquístico (PCOS). Éste es una entidad heterogénea que se caracteriza por hiper-androgenismo y oligomenorrea (predominancia de características de masculinización y falta de menstruación o menstruación irregular). Presenta este síndrome el 75% de las mujeres con trastornos menstruales importantes y un alto porcentaje de los casos de infertilidad por falta de ovulación. En los últimos años se ha demostrado que es la patología subyacente en más de 85% de las mujeres con hirsutismo y en 45% de los abortos que ocurren en la etapa temprana del embarazo.

Este síndrome tiene su sustentación endocrina en aumento de la testosterona libre (hormona masculina), de la testosterona total, de la dehidro-epiandrosterona y de la 17-hidroxiprogesterona, junto con una disminución de la globulina ligadora de hormonas sexuales y un aumento de la relación LH/FSH. (hormona luteininzante sobre hormona folículo estimulante). Todo en relación con un ambiente metabólico dominado por un exceso de insulina que actúa en las gónadas aumentando el ingreso de glucosa, algunos aminoácidos y ácidos grasos. Por otra parte, la insulina actúa directamente en el ovario, estimulando la producción de testosterona en las células de la teca interna de los folículos del ovario, lo que origina el hirsutismo, la oligomenorrea, el acné, la relación talla/cintura aumentada y la anovulación crónica e infertilidad secundaria.

Inicialmente, la resistencia a insulina genera mecanismos compensatorios, de forma que durante un período de tiempo, la secreción aumentada de insulina mantiene la glucemia en rango normal en el período que denominamos pre-diabético, resulta difícil de detectar desde el punto de vista clínico, precisamente por el mantenimiento de los valores de glucemia dentro de la normalidad.

Las mediciones de insulina nos pueden ayudar, pero no siempre ya que el efecto sanguíneo de la insulina es de corta duración y es posible que el examen no detecte los picos de producción y tengamos un valor normal aún en presencia de síndrome metabólico. Por eso la OMS insiste en que el diagnóstico debe hacerse por los signos clínicos.

Esta situación, en la mayor parte de los casos, se deteriora progresivamente al presentarse el fracaso pancreático, cuando las células beta no solo no son capaces de mantener la secreción aumentada de insulina que demanda el metabolismo, sino que empiezan a deteriorarse disminuyendo su número por muerte relacionada con el mismo exceso de insulina y otros factores que no conocemos detalladamente.

Durante los últimos años se ha estudiado la asociación del genoma humano y se han identificado varios loci  involucrados en enfermedades como la obesidad y la diabetes. Más de 35 loci susceptibles se han identificado para la diabetes tipo 2 y 32 para la obesidad.

Estos datos genéticos y epidemiológicos aceleran el estudio de los mecanismos que regulan la sensibilidad a la insulina. La insulina no solo regula la glucosa, sino que también tiene un papel importante en el metabolismo de los lípidos y proteínas, cuyo metabolismo a su vez puede verse alterado en estados de resistencia a la insulina. Es evidente que debido a esta complejidad del sistema, los estudios no sólo se han dirigido a la caracterización de vías de señalización de la insulina in vitro y al desarrollo de modelos in vivo para poder establecer cualquier correlación fisiológica, sino también al estudio de otros factores extrínsecos que afectan a las diversas moléculas en la cascada de señalización de la insulina y que podrían estar implicados en el desarrollo de resistencia a insulina.