Presentación: Alimentación de la persona Activa

Dr. Manuel Piza

Presentación:
Alimentación de la persona Activa 

(O sea Usted)

IR AL INDICE

Somos lo que comemos, dijo Hipocrates, padre de la medicina hace miles de años y eso es realmente cierto ya que el único aporte de nuestros padres se limita a dos pequeñas células que no llegan ni a un gramo de peso. Todo lo demás que tenemos en nuestro cuerpo proviene de lo que hemos recibido desde nuestro ambiente sean nutrientes, alimentos, conocimientos o  productos que han ingresado a través de la piel, de los pulmones o por medio de los órganos de los sentidos.

Hipocrates padre de la medicina
Hipocrates padre de la medicina nació en Cos y ejerció la medicina durante el siglo de Pericles

Vivimos en un solo mundo junto con los demás seres que integran la creación y compartimos los mismos 30 o 40 elementos químicos con el resto de los miembros de los reinos animal o vegetal. Lo que nos diferencia como hombres y nos coloca en el tope de la cadena de la evolución, es menos de un 1% de los componentes de nuestro sistema ya que compartimos al menos un 80% de la carga genética con los otros animales incluyendo insectos y reptiles y un 99% con el resto de los integrantes del grupo que conocemos como primates y al que probablemente pertenecemos.

Podrán ustedes notar que hacemos mención de “Nutrientes” y en forma separada de “Alimentos”. La razón de esta separación es que hay muchas sustancias que ingresan en nuestro cuerpo y son necesarias para la vida como el agua, el oxígeno, los minerales, vitaminas y otros pero no aportan energía o sea que no nos alimentan; mientras que otros como los carbohidratos, proteínas, grasas y alcoholes son consumidos fundamentalmente como combustibles para que la maquinaria de nuestro metabolismo siga funcionando y a ellos les llamamos “alimentos”.

No cabe duda, sin embargo, que ese 1% hace una enorme diferencia, nos permite discernir, aprender, modificar el ambiente que nos rodea (frecuentemente para dañarlo) y tomar decisiones y acciones que nos han llevado, en el corto tiempo de unos cuantos millones de años, a desarrollar todo el entorno civilizado que nos rodea, para bien o para mal.

mono-y-hombreSin los seres humanos la vida del planeta carecería de sentido. Los animales, plantas e integrantes del reino mineral simplemente existirían <<POR DEFECTO>> suscediéndose unos a otros sin guardar memoria de su existencia y sin posibilidades de cambiar o progresar individual o colectivamente ni de modificar el ambiente.

Esa convicción nos da la enorme responsabilidad  de conservar todos los recursos del planeta, los cuales hemos aprendido a reconocer como agotables y renovables y de lograr armonía entre progreso y sostenibilidad entre desarrollo y conservación a fin de garantizar que heredaremos a nuestros descendientes un mundo en donde sean capaces de vivir y beneficiarse responsablemente de todo aquello que Dios puso a nuestra disposición en los primeros seis días de la creación.

harmonia-1Este serie que hoy iniciamos intentará ofrecer a usted, nuestro complaciente y tolerante lector, una colección de artículos sobre la vida, la nutrición, la actividad física, los alimentos y sus efectos benéficos o perjudiciales y el estilo de vida.

Comenzamos hoy y no sabemos cuando terminaremos, eso solo Dios lo sabe. Solo esperamos lograr ser útiles a un grupo de amigos que puedan obtener algún beneficio personal de lo que aquí digamos.

Volver al indice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *